Mallorquinas PDF Imprimir Correo electrónico
Mallorquina  

La gama de contraventanas mallorquinas VX Esmeralda
ha sido desarrollada siguiendo los cánones de estética de las antiguas mallorquinas de madera, lo que la convierte en un producto idóneo tanto para rehabilitación (incluso en cascos históricos de ciudad), como para nueva construcción. Además, ofrece un cerramiento altamente seguro, lo que origina una combinación perfecta para obtener ahorro energético y confort.


Marcos:
Los marcos están compuestos por dos perfiles verticales y uno horizontal. Los perfiles verticales se unen al travesaño superior mediante una escuadra. La misma escuadra sirve de contraplaca para la fijación de la bisagra inferior y su fijación a obra.

Hojas:
Para las mallorquinas de lama móvil, las hojas llevan un conjunto de porta lamas que se montan sobre los perfiles verticales mediante clipaje. Los porta lamas actúan mediante accionamiento manual que siempre va colocado en el lado derecho. Si la mallorquina es de lama fija, se ha de cambiar el conjunto porta lamas por el de lamas fijas y sus clavetas.

Los perfiles tienen forma de H lo que le permite, con una mínima sección, una mayor inercia. La fijación en la parte superior se realiza mediante un travesaño fijado directamente a la bisagra. En la parte inferior, se realiza mediante otro travesaño de las mismas características.

Los travesaños inferiores tienen un sistema de regulación telescópico que permite regular la holgura
de las lamas, evitando fresados y mecanizados.
Los módulos de las hojas se rematan con felpa y tapones.

La opacidad del conjunto de lamas orientables no
es total. Una lama de plástico, entre lama y lama,
aumentará la opacidad.

La unión del marco con las hojas se realiza mediante
las bisagras cuyos cuerpos se fijan individualmente y su eje, de acero inoxidable, es el que facilita el montaje. En el caso de 3 ó 4 hojas, el conjunto es replegable, batiendo una hoja sobre otra gracias a una bisagra de pala ancha que permite una mayor articulación.